27 de June del 2017

¿Entre las personas que te rodean hay alguna con una personalidad tóxica? ¡Averígualo! 10 Rasgos de las personas toxicas

Las personas que nos rodean tienen un fuerte poder en nosotros, en nuestros pensamientos, en nuestros sentimientos y en nuestras acciones. ¡Presta mucha atención a tu alrededor! ¿Observas que tras una interacción, con una persona, comienzas a sentirte mal? Cualquier persona puede causarnos malestar bajo ciertas circunstancias, pero si se convierte en algo habitual, ya se trata de otro problema. Lo primero será tomar distancia y lo segundo, si tenemos cierta confianza y es alguien que nos preocupa, recomendarle que busque ayuda. Ya que una persona tóxica puede cambiar. Todos podemos cambiar, dado que tanto el carácter como los hábitos se pueden modificar y el primero en sufrir malestar es esa persona toxica.

¿Quién no ha tenido un compañero de trabajo o de clase detestable o un familiar que no para de decirnos lo que tenemos que hacer o un jefe cínico? Lidiar con personas tóxicas puede ser inevitable, sin embargo, si podemos controlar la forma en que hacemos frente a sus comportamientos. Por el momento, os dejamos, a continuación, 10 rasgos básicos que caracterizarían a una persona tóxica:

1.       Son personas con una visión pesimista del mundo, es decir, su conversación suele estar teñida de quejas y pesimismo. Son especialistas en ver el lado más negativo de todo lo que propones o les cuentes.

2.       Suelen mostrar un rol de víctimas ante toda circunstancia y situación. Pretenden ser el centro de atención  o no pasar desapercibidos. Tienen la sensación de que todas las personas e, incluso, el mundo está en su contra.

3.       No suelen alegrarse de los logros de los demás. Al ser pesimista y al asumir el rol de víctima es normal que no sean capaces de alegrarse por los demás. En sí, esto es debido a que a nivel personal viven pendientes de su propia carencia.

4.       Son egocéntricas. Cómo ya hemos dicho, son personas que hablan continuamente y en exceso de sí mismas, olvidándose de las personas que tienen a su alrededor.

5.       No asumen ningún tipo de responsabilidad en sus actos y en su vida. Al tomar la actitud de víctima y de que el mundo está en su contra no se paran a pensar o analizar las situaciones que generan ellas mismas. Y al no analizar no pueden modificarlas, por lo que seguirán cómo víctimas. Los demás o la suerte son los responsables de su desdicha.

6.       Provocan emociones negativas en los demás.

7.       Son envidiosas. No son personas agradecidas con lo que tienen y cuando alguien consigue algo, los critican y los envidian. Muchas veces juzgan sin saber y sin pensar.

8.       Son mentirosas. Mienten sobre temas que pueden ser dolorosos para las personas que son objeto de la mentira. Incluso se mienten a sí mismas, ya que se ponen excusas para todo.

9.Son muy manipuladoras y absorbentes.

10.   Por ende, son infelices. Las personas tóxicas no son felices ya que su modo de procesar la información y las circunstancias  les impide vivir en armonía y en paz con ellos mismos y con las personas de su alrededor.

Tras ver sus 10 rasgos, ¿piensas en alguien? Es importante concluir diciendo que todos los pensamientos y actitudes que causan malestar o infelicidad se pueden modificar, corregir, romper y crear nuevas perspectivas, con fuerza de voluntad y con el deseo de ser feliz para conquistar la propia felicidad y compartirla. ¡Si piensas en alguien, recomiéndale que busque ayuda!