¿Depresión?
lecturas para ayudarte..

¿Qué es la depresión?

La depresión es un serio trastorno emocional que implica cambios importantes en nuestra forma de sentir, de pensar y actuar. Un trastorno depresivo no es lo mismo que un estado pasajero de tristeza. En los últimos tiempos, estamos muy habituados o acostumbrados a usar la palabra “depresión” con excesiva frecuencia, por ejemplo, cuando tenemos un mal día, o cuando nuestro estado de ánimo está un poco más bajo de lo habitual o, incluso, cuando estamos cansados,… Hay que resaltar que todo el mundo atraviesa periodos de tristeza, de soledad o de infelicidad. Los acontecimientos cotidianos y nuestras reacciones ante ellos, afectan, a veces, a nuestra paz interior.

Sin embargo, cuando estos sentimientos duran semanas o incluso meses, impidiendo que volvamos a adoptar una visión sana de la realidad, es posible  que nos hallemos ante una depresión. Los episodios depresivos mayores a veces van precedidos de alguna situación de  estrés psicosocial, que pueden ser acontecimientos negativos como la muerte de un ser querido, una separación, un divorcio, la pérdida de un empleo, etc. o acontecimientos positivos como el nacimiento de un hijo, la jubilación, una nueva pareja, etc.

¿Cómo puedo saber si sufro de depresión?

Los síntomas o signos de que una persona está pasando por un episodio depresivo pueden ser los siguientes:

  1. Tristeza patológica: se diferencia de la emoción de tristeza, que puede ser un estado de ánimo normal como la alegría, cuando alcanza un nivel tan elevado que interfiere negativamente en la vida cotidiana, tanto en lo social, lo familiar como lo laboral. Puede aparecer sin motivos o tras un acontecimiento significativo, de carácter positivo o negativo. Es una sensación muy profunda, la persona se siente como si hubiera perdido las ganes de vivir, vacía o sin ningún tipo de ilusión.
  2. Pérdida del interés o de la capacidad para sentir placer: en todas o casi todas las actividades, la mayor parte del día. Se siente apático, no tiene ganas de nada y nada de lo que hace le proporciona satisfacción.
  3. Insomnio o hipersomnia: crear problemas en el dormir, o bien, le cuesta conciliar el sueño, se despierta temprano y ya no puede volverse a dormir, o bien, se pasa el día durmiendo.
  4. Modificaciones en el apetito y en el peso: normalmente se pierde el apetito y, en consecuencia, provoca una disminución considerable en el peso. Sin embargo, puede darse también al contrario. Es un trastorno de extremos.
  5. Crea alteraciones del pensamiento: como por ejemplo, imagina tener enfermedades de todo tipo, surgen ideas derrotistas, de inferioridad, fuertes sentimientos de culpa, obsesiones con numerosas situaciones. El pensamiento, además, sigue un curso lento y monocorde, parece cómo que le cuesta pensar. Afecta mucho a la memoria, la cual se debilita y a la capacidad de tomar decisiones o concentrarse.
  6. Alteraciones del comportamiento: se tiene una sensación de vivir arrinconado, rumiando todo el día. Puede estar quiero, de manos cruzadas, o explotar en violentas crisis de angustia o en ataques de llanto por motivos insignificantes. Le resulta difícil tomar decisiones y disminuye su rendimiento en el trabajo o en cualquier tarea que realice.
  7. Alteraciones somáticas: se suelen padecer muchos dolores crónicos o erráticos. Y se experimenta una persistente sensación de fatiga y cansancio.
  8. Sentimientos de inutilidad o de culpa excesiva: siente con exceso la carga de una culpa inexistente o inapropiada.
  9. Pensamientos recurrentes de muerte: no sólo el temor a la muerte, sino que puede aparecer ideación suicida, estando constantemente pensando en morir y en cómo llevarlo a cabo.

¿Cómo trabajamos este problema en terapia?

Lo primero que hacemos con esta problemática es una evaluación para determinar cuáles son los factores que pueden estar ocasionando el problema, conocer los recursos, apoyos y estrategias de la persona que viene buscando ayuda.

Una vez tengamos esta información, se acompaña al paciente en este proceso, dotando de estrategias que le puedan ayudar a cambiar dicha situación,  y sobretodo a que el camino acompañado por un especialista sea un poquito más fácil.

¿Cómo puedo convencer a un familiar para que hable con un psicólogo?

Este punto puede costar un poco más, es cierto que hasta que la persona afectada no acepte dicha realidad y tome conciencia del problema, puede ser costoso dar el paso. Es importante saber que en la depresión aunque la sintomatología se perciba a simple vista el esfuerzo por el cambio y por salir de esa situación puede ser tremendamente difícil.

Es importante informar a la persona afectada, de cómo ese problema le está interfiriendo, de los cambios que está generando en ella misma, de cómo se siente o de las cosas que ha dejado de hacer. En definitiva, favorecer una toma de conciencia del problema.

Como los cambios son tremendamente costosos, hay que garantizar la máxima confianza y apoyo posible. Ayudar a dar pequeños pasos facilitando la compañía para que sea más fácil.

En muchos casos es recomendable, acompañarle a pedir una cita, a que se informe de cómo se trabaja, a acudir a la visita con el psicólogo, a entrar en sesión si lo permite para informar de cómo se está  siendo la situación etc, y poco a poco ir soltando la ayuda hasta que por sí mismo sea capaz de ir haciendo logros.

En ocasiones, si los pasos anteriores son difíciles de llevar a cabo, es el familiar o amigo de la persona afectada el que viene a sesión, para que con ayuda de un profesional conocer las circunstancias del paciente y así dar pequeños pasos acorde a su caso en particular hasta que finalmente acaba viniendo el él mismo a sesión.

terapias de pareja / individual / familia

para personas Adultas

En Psicólogos Retiro os ayudamos a solucionar los verdaderos problemas que pueden llegar a ocasionar nuestras vidas aceleradas, las rutinas, las rupturas, los nuevos proyectos, la ansiedad, la depresión, las adicciones, así como numerosos casos en los que, en muchas circunstancias, no tenemos el control y nos pueden llegar a provocar cambios a nivel personal y emocional. Juntos identificaremos las causas de tu problemática y daremos con la clave para poder solventar todo aquello que te afecta, estabilizando una conducta y de esta forma, conseguir desarrollarnos en nuestro día a día. ¡Podemos ayudarte a conseguirlo!

Trastornos del estado de ánimo

Trastornos de ansiedad

Adicciones

Procesos de duelo

Problemas laborales

Trastornos de alimentación

Autoestima

Problemas sexuales

    Separación

    Dependencia emocional

    Inseguridad

    Trastornos de personalidad

    Trastorno del sueño

    Habilidades sociales

    Hay que tener un AMANTE

    Esto quizá te ayude

    Artículo – ¿Qué está ocurriendo cuándo nuestro estado de ánimo baja? ¿Qué podemos hacer? ¡No dudes en averiguarlo!

    Cómo cualquier emoción la tristeza también tiene su función. Realmente nos dice que nos paremos y cojamos fuerzas porque a nuestro alrededor hay algo que no anda del todo bien. Por lo que su funcionalidad es hacernos parar para poder corregir aquello que no va bien. A día de hoy, estamos muy acostumbrados a usar la palabra “depresión” con excesiva frecuencia. Por ejemplo, hay personas que usan el término cuando no se tiene un buen día, cuándo nuestro estado de ánimo está un poco más bajo de lo habitual o, incluso, cuando estamos cansados.

    La realidad es que todo el mundo atraviesa periodos de tristeza, de soledad o de infelicidad. Los acontecimientos cotidianos y nuestras reacciones ante ellos, afectan a veces a nuestra paz interior. Cuando estos sentimientos duran semanas o incluso meses, impidiendo que volvamos a adoptar una visión sana de la realidad, es posible que comencemos a padecer una depresión.

    Para ser exactos, la depresión es un serio trastorno emocional que implica cambios importantes en nuestra forma de sentir, de pensar y actuar. Afecta la forma en que una persona come y duerme. También, como uno se valora a sí mismo, es decir, afecta a nuestra autoestima. Por lo que hay que saber que un trastorno depresivo no es lo mismo que un estado pasajero de tristeza.

    ¿Qué influye en que comencemos a entrar en un estado más depresivo?

    Una de las partes más importantes es que comenzamos a perder la ilusión, ya no tenemos ganas de hacer nada y todo nos supone un gran esfuerzo. Es decir, es una gran pérdida de reforzadores y de ilusiones. En  sí, sin tratamiento, los síntomas pueden durar semanas, meses e incluso años. Sin embargo, la mayoría de las personas que padecen de depresión pueden mejorar con un tratamiento adecuado.

    Os proponemos un cuento de Jorge Bucay con el fin de poder hacer un acercamiento a la mejora del estado de ánimo. Lo que nos dice es que es necesario ¡tener un amante! No os asustéis y seguir leyendo:

    ¡HAY QUE TENER UN AMANTE!

    «Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron. Y son generalmente estas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los más diversos dolores.

    Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en qué ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están desesperanzadas.

    Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro: “Depresión” y la infaltable receta del antidepresivo de turno. Entonces, después de escucharlas atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, ES UN AMANTE.

    Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto. Están las que piensan: ¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica! Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más.

    A las que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición: Amante es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

    A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja. También solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby… En fin, es “alguien” o “algo” que nos pone de “novio con la vida” y nos aparta del triste destino de durar.

    ¿Y qué es durar? – Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia. Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.

    Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, es también un amante y un protagonista… de la vida. Pensé que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie.

     Jorge Bucay

    Noemí Gutiérrez Serrano (Nº col.: M.26735)

    Psicóloga con especialidad en Salud y Clínica.

    Experta en Terapia Familiar Sistémica

    Trastornos del estado de ánimo

    Trastornos de ansiedad

    Adicciones

    Procesos de duelo

    Problemas laborales

    Trastornos de alimentación

    Autoestima

    Problemas sexuales

      Separación

      Dependencia emocional

      Inseguridad

      Trastornos de personalidad

      Trastorno del sueño

      Habilidades sociales

      psicoterapia especial

      para parejas

      Cuando una pareja tiene problemas en su relación, ésta empieza a deteriorarse y puede llegar a desvanecerse. Este es el momento de plantearse la posibilidad de acudir a un profesional, es decir, a una terapia de pareja.

      Es habitual que uno de los componentes de la pareja esté más interesado al inicio de llevar a cabo una terapia y sea más consciente de la gravedad del problema, pero es una situación completamente normal.

      Para pedir cita o ampliar información puede contactar con nosotros a través de correo electrónico, teléfono, o solicitando información en la pestaña que aparece en la parte superior.

      ¿En que consiste ir a terapia?

      En Psicólogos Retiro entendemos la psicoterapia como un proceso de acompañamiento en momentos de dificultad o de crisis, cuyo objetivo es el autoconocimiento y crecimiento personal para poder vivir de una manera más feliz. Para poder realizar este proceso es muy importante crear un vínculo de confianza y seguridad entre terapeuta y persona que acude a pedir ayuda.

      En Psicólogos Retiro combinamos el enfoque sistémico, el gestáltico, el psicodinámico, la neuropsicología,el psicodrama y el EMDR. La mirada en Nara psicología es integradora. Tenemos una formación que permite adaptarnos a la persona que tenemos enfrente para poder brindarle la ayuda que más se adapte a su estructura y sus demandas.

      Combinando observación, interpretación, diálogo, entrevistas, cuestionarios y diferentes herramientas, el/la terapeuta evalúa e interviene haciendo protagonista a la persona de la consecución de las metas que plantea.

      Filosofía de Trabajo

      El proceso de terapia tiene diversas fases:

      Escucharte: El/la terapeuta escucha e intenta comprender tu situación y te ayuda a poder esclarecerla.
      Valoración: El/la terapeuta realiza una evaluación de la persona que acude a terapia y de los motivos de consulta.
      Devolución y plan de tratamiento: el/la terapeuta te devuelve la información recogida te explica el tratamiento a seguir y cómo va a trabajar.
      Para ello crearemos un espacio de confianza y seguridad dejando clara nuestra imparcialidad y total aceptación de todo cuanto se nos cuente.

      Quienes dirigimos Psicólogos Retiro


      Image

      LAURA MONTERO BLANCO Psicóloga colegiada: M – 26668

      • Licenciada en Psicología Clínica por la Universidad Complutense de Madrid.
      • Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid.
      • Experiencia en intervención psicológica en adultos, pareja y familia, intervención en el área infantojuvenil.
      • Colaboradora en el Manual de “Intervención psicológica en terapia de pareja: Evaluación y tratamiento”.
      • Experta en el trabajo de personas con discapacidad y trastornos mentales graves.
      • Formadora y ponente en diversas actividades psicológicas.
      • Realización periódica de talleres psicoterapéuticos.
      • Experta en modalidad Cognitivo – Conductual.
      • Formación en Terapia Familiar Sistémica.
      Image

      NOEMÍ GUTIÉRREZ SERRANO Psicóloga colegiada: M-26735

      • Licenciada en Psicología Clínica por la Universidad Complutense de Madrid.
      • Experta en Psicología Clínica y de la Salud.
      • Experiencia en psicoterapia grupal e individual en diversos Centros Públicos (Servicios sociales, Casa de la Mujer, etc.) y Privados.
      • Formadora y ponente en diversas actividades psicológicas sobretodo en el área de la Salud.
      • Experta en problemas de ansiedad en niños, adolescentes y adultos.
      • Colaboración en Investigaciones con el SUMMA-112.
      • Formación en Terapia Familiar Sistémica.
      • Experta en modalidad Cognitivo – Conductual.

      Llámanos

      Teléfonos: +34 91 725 79 93 / +34 636 53 49 32

      Dirección: Calle Ibiza, 37 – 2º Izquierda, 28009 (Madrid).
      E-mail: info@mmgpsico.es
      Horario: De lunes a viernes de 10:00 a 21:00 h

      o déjanos un mensaje

      Autobuses Líneas: 2, 15, 20, 26, 30, 56, 61, 63, 143, 152, 156, 215 y C1.
      Metro: Ibiza (línea 9), Sainz de Baranda (líneas 6 y 9) y O’ Donnell (línea 6).
      A domicilio: Vamos a la comodidad de tu hogar, para toda la Comunidad de Madrid. *Consulta condiciones.
      Online: Por Skype (Usuario: Consejoysaludmmg).

      llamar