Las habilidades sociales y su entrenamiento

Psicólogos RetiroBlog

Una de las principales características de los seres humanos es que somos seres sociales y estamos destinados a vivir en sociedad. En la infancia establecemos las primeras relaciones sociales que suelen ser básicas, dada la escasa experiencia previa y los recursos limitados con los que se cuenta en dicho momento, y centradas en el núcleo familiar y en las primeras amistades. Con el paso del tiempo, encontramos que estas relaciones evolucionan gracias, entre otras cosas, a la madurez y al aprendizaje en habilidades sociales que se habrá ido adquiriendo a través de los vínculos establecidos habitualmente en la familia y grupos de iguales. De este modo, llegará un momento en el que la persona también será capaz de relacionarse con otros individuos externos a su círculo social habitual y en diferentes contextos con relativa comodidad, pudiendo vivir en armonía con los que le rodean.

En consulta encontramos que en el recorrido expuesto anteriormente pueden surgir dificultades o retos no superados que, como consecuencia, producen una dificultad en el paciente para gestionar situaciones sociales, la evitación de las mismas, inseguridad o ansiedad. Por esta razón y dada su importancia queremos detallar qué son las habilidades sociales y cómo pueden ser trabajadas.

¿Qué son las habilidades sociales?

Las habilidades sociales son un conjunto de competencias, actitudes y comportamientos que nos permiten interactuar con los demás de forma satisfactoria. Estas habilidades nos ayudan a comunicarnos de forma efectiva, siendo capaces de entender y responder a las necesidades propias y de los demás y resolver conflictos. En definitiva, nos ayudan a establecer relaciones saludables y satisfactorias.

¿Cuáles son las causas que originan esta dificultad?

Algunas de las causas más habituales que contribuyen a la aparición de las dificultades en las habilidades relacionales son:

  • Experiencias negativas en las relaciones sociales que pueden originar desconfianza e inseguridad en los demás para establecer vínculos.
  • Ansiedad social.
  • Falta de modelos positivos de comportamiento social de los que poder aprender por modelado e imitación de forma natural.
  • Problemas del habla, lenguaje o comprensión.
  • Baja autoestima.
  • Timidez.

¿Cómo se sienten las personas con esta dificultad?

Las personas con habilidades sociales limitadas pueden sentirse incómodas o ansiosas en situaciones sociales, frustradas al encontrar dificultades para iniciar o mantener conversaciones e inseguras al dudar sobre cómo deben comportarse en determinadas situaciones sociales. Por ello, estas personas suelen sentirse aisladas o solas dada su dificultad relacional.

Como mencionamos anteriormente, viviendo en sociedad resulta inevitable para esta población tener que enfrentarse a situaciones que les suponen un reto y que, además, influyen negativamente en su calidad de vida. Por ello, consideramos de especial importancia lanzar un mensaje de esperanza y dar a conocer el entrenamiento en habilidades sociales.

Entrenamiento en habilidades sociales

El entrenamiento en habilidades sociales es un proceso que busca mejorar tanto las habilidades de comunicación como las relacionales de una persona. Si bien los objetivos varían en función de cada caso, a continuación, detallamos los objetivos comunes del entrenamiento.

  • Mejorar la comunicación interpersonal. Esto incluye la capacidad de escuchar activamente, expresarse con claridad, cuidar la comunicación no verbal propia y entender la de los demás y fomentar el asertividad.
  • Aumentar la confianza y la autoestima. A través de este entrenamiento se puede ayudar a aumentar la confianza y la autoestima al favorecer una compresión más clara de sus habilidades para interactuar con los demás junto con el trabajo de reestructuración cognitiva en el que se tratarán de sustituir creencias o cogniciones del paciente limitantes por otras más ajustadas a la realidad.
  • Reducir los sentimientos de ansiedad y estrés al interactuar con otros y aumentar la confianza y comodidad en estas situaciones.
  • Mejorar las relaciones interpersonales permitiéndole establecer relaciones más saludables y satisfactorias con los demás.
  • Aprender a manejar conflictos y situaciones difíciles de manera efectiva y pacífica.

Estos objetivos se trabajarán guiados por vuestro terapeuta quien os enseñará técnicas para abordarlos y juntos podréis poner en práctica lo aprendido en un entorno controlado, ya sea en la propia sesión a través de “role playings” o en grupos terapéuticos, con el objetivo de ir ganando confianza para generalizar el aprendizaje a la vida social del paciente, cuando llegue el momento.  

Desarrollar y mejorar las habilidades sociales puede mejorar significativamente tu calidad de vida, ya que te permitirá interactuar con los demás de forma efectiva y segura. Si estás interesado en mejorar tus habilidades sociales no dudes en pedir información en el Centro Psicólogos Retiro MMG para que nuestro equipo te ayude a alcanzar tus objetivos.

Paula Sánchez Martín

Psicólogos Retiro